Sección: 

Por Asunta Montoya

Su nombre completo es Paul Michael John Thomas Mc Auley. Británico de nacimiento y peruano de corazón. Integrante de la comunidad religiosa de La Salle. Amazónico desde hace 10 años por vivir al lado de los indígenas en Loreto. En el 2004, dio nacimiento e impulsó junto a sus hermanos loretanos, la Red Ambientalista Loretana (RAL), y desde el 2006 es su presidente. Como fiel discípulo de Jesús ha tratado de hacer un apostolado al cuidado del medio ambiente amazónico y de las comunidades indígenas, siguiendo las orientaciones del Documento Conclusivo de Aparecida.

“Como discípulos de Jesús, nos sentimos invitados a dar gracias por el don de la creación, reflejo de la sabiduría y belleza del Logos creador. En el designio maravilloso de Dios, el hombre y la mujer están llamados a vivir en comunión con Él, en comunión entre ellos y con toda la creación”; la aceptación a esta invitación, le ha valido a Paul, la cancelación de su residencia, acusado de “realizar actividades políticas y alterar el orden público” (DCA 470).

La resolución ministerial 0571-IN, asegura que Paul Mc Auley ha venido participando en diferentes actividades de carácter político, como marchas de protesta (…) y demás actos que constituyen una alteración del orden público”. Determina que el titular de la Red Ambientalista Loretana (RAL) ha incurrido en una infracción tipificada en el Art. 63 de la Ley de Extranjería por lo que se le cancela la residencia que se le concedió en 2006 y se le otorga siete días calendario, para abandonar el territorio patrio, sin posibilidad de retorno.

“Este documento me confunde totalmente, no entiendo porqué se da si lo que siempre he buscado ha sido que se respete la legalidad, que se respeten las normas internacionales y leyes nacionales sobre el bosque etc. Lo único que hacemos en la Red Ambiental es concientizar para que se haga un manejo legal, responsable de la biodiversidad, pero parece que esto a otras personas o grupos, les parece más bien un peligro o que se esté provocando actos contra el orden público”. (Paul Mc Auley, en diario La Región).

Una de las explicaciones a la aparente contradicción del accionar de Paul y la cancelación de su residencia por parte de las autoridades gubernamentales del gobierno peruano, podemos leerla en el numeral 473 del Documento de Aparecida, cuando los obispos latinoamericanos afirman que “en la explotación irracional tiene una enorme responsabilidad el actual modelo económico que privilegia el desmedido afán por la riqueza, por encima de la vida de las personas y los pueblos y del respeto racional de la naturaleza”, modelo económico cultivado por el gobierno de Alan García .

“Estamos tocando grandes intereses en términos del manejo económico de los recursos naturales, sea el bosque, el petróleo, o la minería, y eso incomoda a ciertas personas”, afirmó Paul Mc Auley, durante varias amenazas de deportación. Acotó que “hay suficientes indicios de que el gobierno trabaja más a favor de los intereses económicos de los poderosos que en beneficio de la población local”. (www.radioevangelizacion.org).

Poner en práctica las orientaciones y propuestas de los obispos latinoamericanos, es el pecado del religioso Paul Mc Auley, de unos 67 años, de los cuales 20 lleva en el Perú, evangelizando y haciendo Iglesia como Jesús, porque “De haber sido una Iglesia cerrada en nuestras sacristías y preocupada únicamente de lo que ocurre dentro de sus paredes, no habríamos tenido ningún problema, no hubiéramos encontrado conflictos ni incomodado a nadie. Pero tampoco hubiéramos anunciado el verdadero mensaje de Jesucristo. (Mons. Dammert Bellido. Mensaje «Porque asumieron la causa de la justicia han sido asesinados», 29.8.91).

Acorde con la orientaciones de Aparecida, Paul está evangelizando “a fin de ejercitar responsablemente el señorío humano sobre la tierra y los recursos”, por ello es reconocido por los pueblos indígenas Awajun, Wampis , Achuar, Shawi, Candoshi, Shapras, Shiwilo, Kokama Kokamilla, Urarinas, Kichua, Shipibos, Ashaninkas, Witotos, Machiguengas y todas las nacionalidades indígenas de la amazonia peruana; como “un personaje que se identifica plenamente con la realidad de la Región Loreto y la problemática de los pueblos indígenas y el medio ambiente amazónico",

Paul, está tratando de “profundizar la presencia pastoral en las poblaciones más frágiles y amenazadas por el desarrollo depredatorio”, y apoyándolas en sus esfuerzos para lograr un manejo responsable de la biodiversidad de la Amazonía. Su lucha inquebrantable logró la la indemnización a los indígenas del Corrientes, por parte de la empresa PlusPetrol que había contaminado sus aguas.

En sus 10 años de comunión con la Creación, ha tratado de “buscar un modelo de desarrollo alternativo (261), integral y solidario, basado en una ética que incluya la responsabilidad por una auténtica ecología natural y humana, que se fundamenta en el evangelio de la justicia, la solidaridad y el destino universal de los bienes, y que supere la lógica utilitarista e individualista, que no somete a criterios éticos los poderes económicos y tecnológicos. Por tanto, alentar a nuestros campesinos a que se organicen de tal manera que puedan lograr su justo reclamo”. Por eso el camino de Paul se ha fundamentado en su acompañamiento a la población en manifestaciones contra la contaminación ocasionada por empresas petroleras, o contra la deforestación de los bosques, como la que ocurrió en la cuenca de Mazan en el año 2004.

Se ha empeñado y esforzado en la “promulgación de políticas públicas y participaciones ciudadanas que garanticen la protección, conservación y restauración de la naturaleza”, analizando por ejemplo la Ley Forestal, y considerándola “peligrosa porque facilitará la subasta de los bosques”. Asegurando que “se quiere entregar grandes extensiones de bosques dedicados al monocultivo. El art. 44 establece que la entrega más pequeña será de mil hectáreas y que no existe límite en el número de lotes a entregarse”.

Antes de conocer la resolución ministerial, de la cancelación de su residencia, Paul Mc Auley anunció que la RAL solicitaría al Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Energía y Minería (OSINERGMIN) realice una inspección a las bases de la empresa petrolera PlusPetrol, responsable del derrame de 300 barriles de crudo en el río Marañón.

Crear conciencia en las Américas sobre la importancia de la Amazonia para toda la humanidad. Establecer, entre las iglesias locales de diversos países sudamericanos, que están en la cuenca amazónica, una pastoral de conjunto con prioridades diferenciadas para crear un modelo de desarrollo que privilegie a los pobres y sirva al bien común (DCA 475).

Apoyar, con los recursos humanos y financieros necesarios, a la Iglesia que vive en la Amazonia para que siga proclamando el evangelio de la vida y desarrolle su trabajo pastoral en la formación de laicos y sacerdotes a través de seminarios, cursos, intercambios, visitas a las comunidades y material educativo.

Paul Mc Auley, no es el único “crucificado”, porque junto a otros apóstoles ambientalistas, cuidadores de la creación, son acusados de soliviantar a la población nativa en contra del Estado y de desvirtuar la labor pastoral. Ellos son Mario Bartolini, párroco de Barranquita, en la región de San Martín, José Luis Astigarraga, obispo de Yurimaguas; Daniel Turley, obispo de Chulucanas; y Francisco Muguiro, sacerdote de la Vicaría de Jaén, y director de Radio Marañón.

“La Iglesia agradece a todos los que se ocupan de la defensa de la vida y del ambiente. Hay que darle particular importancia a la más grave destrucción en curso de la ecología humana260. Valora especialmente a los indígenas por su respeto a la naturaleza y el amor a la madre tierra como fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano” (DCA 472).

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.