Sección: 

La violencia no soluciona nadaBogotá, Colombia.- La Conferencia Episcopal de Colombia expresó su preocupación y dolor por la grave situación social que enfrenta el país, por las consecuencias del paro nacional, que deja hasta el momento deja más de 20 personas fallecidas, decenas de desaparecidas, más de 600 detenidas. En un comunicado titulado "La violencia no soluciona nada; produce sufrimiento y muerte", los obispos reconocen que "la protesta pacífica es un derecho y una alternativa válida para lograr respuestas a las necesidades y reclamos sociales", y consideran que "en el momento actual, el ejercicio de este derecho debe tener en cuenta la grave emergencia sanitaria que estamos viviendo por cuenta de la pandemia del Covid-19".

En el comunicado de 8 puntos, los obispos rechazan firmemente "las violaciones a los derechos humanos, los actos de violencia vandálica, los bloqueos a la movilidad y al abastecimiento de alimentos, la desaparición de personas, los atentados contra la integridad física de cualquier persona, los destrozos causados a los bienes públicos y privados", provenga de donde provenga.

Los obispos expresaron el dolor de Iglesia por las muertes, los heridos y los enfermos que no han podido contar con la atención de la misión médica, por causa de los cierres y las afectaciones en las vías.

En su mensaje, el episcopado reafirma que "la violencia, el vandalismo, las agresiones, el abuso de la fuerza y el caos social no solucionan nada, pues sólo traen consigo sufrimiento y muerte, especialmente a los más pobres, además de deslegitimar y hacer cuestionable cualquier protesta social".

En este contexto, los obispos hacen un llamado urgente y clamoroso para que se detengan estos hechos de violencia y de muerte que se están impulsando. "Es momento de emprender juntos la tarea de generar un modelo de desarrollo humano integral", afirman.

Exhortan a seguir el insistente llamado que el Papa Francisco ha hecho de abrir los canales para el diálogo social; esto, indican, ayudará a afrontar la compleja situación que vive el país. "Insistimos en la imperante necesidad de avanzar hacia la reconciliación nacional y hacia la paz, con la participación y los esfuerzos de todos los ciudadanos, sin perder de vista que es un camino arduo que requiere valentía y perseverancia".

Jornada de Oración

Finalmente, los obispos convocan a todas las comunidades católicas, para que este 7 de mayo, primer viernes de mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, se realice en todas las parroquias del país una jornada de oración para pedir por la paz de Colombia.

La Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación, SIGNIS ALC, expresa su preocupación y dolor por la crisis social que sacude al querido pueblo hermano de Colombia y le extiende su abrazo solidario, con el anhelo de que el diálogo permita encontrar la solución a las demandas sociales.  Se suma al llamado de los obispos colombianos para que se ponga fin a la violencia y se emprenda "juntos la tarea de generar un modelo de desarrollo humano integral".

Acceda aquí al comunicado de la Conferencia Episcopal de Colombia

Fuente: CEC

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.