Sección: 

protestas en BoliviaLa Paz, Bolivia.- La Conferencia Episcopal de Bolivia busca construir un proceso de diálogo "para que la tensión social no suba y los bloqueos se levanten".  Así expresa el presidente del episcopado, Monseñor Ricardo Centellas, quien espera que "se pueda conseguir lo antes posible, pero tenemos que entender que la vida y la salud en estos momentos tienen prioridad y emergencia deberá ser atendida".

Tras el comunicado conjunto emitido por la Conferencia Episcopal Boliviana, la Unión Europea, y la Organización de las Naciones Unidas, titulado "El camino es la paz y el entendimiento", el titular de la Conferencia Episcopal insiste en que continúan en la búsqueda de la pacificación de los conflictos sociales en el país, para lo cual se intenta contactar a todos los sectores en conflicto.

El Arzobispo recuerda que "la violencia genera violencia y la confrontación empeora las cosas". La Iglesia espera que este llamado al diálogo tenga una respuesta favorable en las próximas horas y se eviten acciones violentas, "lo que debe primar es la actitud, el respeto, respetar los Derechos Humanos y tratar de entendernos entre bolivianos", es el pedido de la Iglesia.

A continuación el texto íntegro del comunicado conjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana, la Unión Europea, y la Organización de las Naciones Unidas.

“El camino es la paz y el entendimiento”

La Conferencia Episcopal Boliviana, la Unión Europea, y la Organización de las Naciones Unidas, ante los acontecimientos que se viven en el país, que demandan respuestas efectivas en favor de la vida y la defensa de los Derechos Humanos de todos los habitantes de esta tierra, comunicamos lo siguiente:

•          Expresamos nuestro pleno apoyo al Tribunal Supremo Electoral y reiteramos nuestro acompañamiento a los esfuerzos que ha estado realizando para lograr consensos entre los actores políticos y sociales que contribuyan a fortalecer la institucionalidad democrática y el proceso electoral.

•          Hacemos un llamado a los sectores movilizados, que están bloqueando caminos a deponer aquellas actitudes en bien de la convivencia entre bolivianos y bolivianas. Hoy, más que nunca, la unidad y la solidaridad son fundamentales para enfrentar los grandes retos de salud pública y la crisis política institucional que nos pone en escenarios de conflictividad y violencia, cuyas consecuencias podrían ser mayores si se mantienen las posiciones encontradas. Instamos a levantar toda medida de presión indebida en el marco de una sociedad que quiere vivir en paz y respetar las reglas de juego democrático, buscando la vigencia plena de un Estado de Derecho y la gobernabilidad en el país.

Creemos en el diálogo como el instrumento adecuado para construir acuerdos y garantizar un camino de justicia, progreso en paz, entendimiento, salvaguarda a los derechos humanos y respeto entre todos.

Este es el momento para buscar el bien común, para mirar hacia el futuro, no para poner en peligro la convivencia pacífica, democrática e institucional entre todos los bolivianos y las bolivianas y, menos aún, la salud y la vida de su población.

La Paz, 11 de agosto de 2020.

  Delegación de la Unión Europea                        Naciones Unidas en Bolivia

Conferencia Episcopal Boliviana

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.