Sección: 

oraciónCiudad del Vaticano.- Este jueves 14 de mayo, el mundo católico se unirá la jornada de oración, ayuno y obras de caridad, pidiendo por el cese de la pandemia. La iniciativa fue propuesta por el Alto Comité para la Fraternidad Humana y acogida por el Papa Francisco.

En América Latina, la Presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) invitó también a los fieles católicos del continente a participar mañana 14 de mayo en la jornada de oración, al tiempo que felicitó también a los enfermeros del continente, con ocasión de la celebración del Día del Enfermero/a.

En el comunicado del CELAM se exhorta a los Obispos del continente a invocar a Dios para que inspire a la ciencia para que muy pronto encuentre la cura para el COVID-19, a fin de restablecer la salud y el desarrollo, de tal forma, "que juntos construyamos una civilización más humana y fraterna". Así se lee en la nota de prensa del Celam.

El Santo Padre durante la oración del Regina Coeli, apelando al gran valor universal de la oración acogió la propuesta del Alto Comité para la Fraternidad Humana, de realizar el 14 de mayo una jornada de oración, ayuno y obras de caridad, implorando al Padre y Señor de la Vida «ayude a la humanidad a superar la pandemia del coronavirus» (Papa Francisco, Regina Cæli, Ciudad del Vaticano, mayo 3 de 2020).

El CELAM haciendo eco de la invitación del Santo Padre, pide a todos los Obispos de América Latina y El Caribe, a unirnos en este clamor global por la humanidad. Como bien lo ha dicho el Papa Francisco: «Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente» (Papa Francisco, Bendición Extraordinaria Urbi et Orbi, Ciudad del Vaticano, marzo 27 de 2020).

Invoquemos al Dios Creador inspire a la ciencia para que pronto se encuentre la cura a este mal, a fin de restablecer la salud y el desarrollo, de tal forma, que juntos construyamos una civilización más humana y fraterna. Concluye la nota de prensa del Celam, encomendando a quienes están sufriendo la inclemencia del COVID -19, la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, Madre y Emperatriz de América Latina, Nuestra Señora de Guadalupe.

Día Internacional del enferrmero

Así también, con ocasión de la celebración del día internacional de la enfermería, el 12 de mayo,  el presidente del Celam, Mons. Miguel Cabrejos envió una nota dirigiéndose a cada uno de los enfermeros y enfermeras del mundo entero y especialmente a los de América Latina y El Caribe, que "muchas veces están trabajando sin los instrumentos necesarios, poniendo en riesgos sus vidas y las de sus familias, sobretodo en este momento de la pandemia que atravesamos".

"A ustedes les toca velar por lo más sagrado, el don de la vida, cuidar de ella no sólo para que la persona recupere su salud, sino también trabajando en la prevención; siguiendo el ejemplo de Jesús que curó a muchos enfermos y dijo: "lo que hicieron con uno de estos mis hermanos, conmigo lo hicieron" (Mt 25, 40). Ustedes son hombres y mujeres que también tienen fragilidades y sufren enfermedades, pero, cuando reciben el alivio y el consuelo de Cristo, están llamados a convertirse en descanso y consuelo para los hermanos, con actitud mansa y humilde, a imitación del Maestro. (Cf Ángelus 06-07-2014, Francisco)".

Por último, el presidente del Celam, agradece a los enfermeros y enfermeras por la noble labor que desempeñan y, que en su día y siempre el "Señor los bendiga y María, salud de los enfermos los proteja".

Fuente: Vatican News

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.