Sección: 

amazonía quemadaCiudad del Vaticano.- La Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) y la Confederación de Religiosos del Paraguay (CONFERPAR) hicieron un llamado a las autoridades gubernamentales, a las empresas y a toda la ciudadanía, a "velar por el uso racional y sostenible de los recursos naturales y evitar todo tipo de soborno, defendiendo y velando por el cumplimiento irrestricto de las leyes medioambientales y por la protección de los pueblos indígenas". Este exhorto lo hicieron al concluir la asamblea conjunta que este año fue dedicada al estudio y reflexión sobre los desafíos ecológicos de nuestro país, iluminados por la Encíclica "Laudato Si" y la Exhortación Apostólica "Querida Amazonía".

El peligro de la deforestación, el cambio climático, la inequidad social y la protección de las culturas ancestrales fueron los temas de la Asamblea de obispos y religiosos, inspirados en la encíclica "Laudato Si'" y la exhortación "Querida Amazonia"

Proteger y promover los derechos de comunidades ancestrales

Los desafíos del cuidado de la "Casa Común" centraron el tema de la reunión que, cada dos años, realizan los obispos y religiosos. "Compartimos y examinamos datos sobre el cambio climático y el calentamiento global, sobre la desenfrenada deforestación debida a la codicia de empresas trasnacionales de amplias áreas de nuestro país", se lee en el mensaje difundido al final del encuentro realizado, el 2 y 3 de marzo, en la Casa salesiana de Ypacaraí. "Vemos – subraya el documento - los desafíos de reducir la vulnerabilidad de nuestro ecosistema, de enfrentar la reducción de una creciente inequidad social, de proteger y promover los derechos de comunidades ancestrales y de armonizar la convivencia social uniendo voluntades e inteligencias en la misión de asegurar a las generaciones actuales y futuras un mundo más sano y una manera del buen vivir más responsable".

Conversión social, ecológica y eclesial

El mensaje plantea la necesidad de diversificar los cultivos para la preservación de la tierra y para impulsar una economía más sostenible, llama a impulsar la protección de la vida de todos, en un ambiente saludable y en una fraternidad auténtica. "Necesitamos una conversión de nuestra manera de pensar y vivir la relación con todo lo creado, en especial con la familia humana", afirman en el mensaje obispos y religiosos. Una conversión social, cultural, ecológica y eclesial que, a la luz del Evangelio, los compromete a "promover la ecología integral, la defensa de la vida, de la familia humana". Los miembros de CEP y la CONFERPAR concluyen exhortando a todos los sectores de la sociedad a abrir un diálogo y a comprometerse con el cuidado de "la casa común, la vida en común de todos, los de hoy y los de mañana".

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.