Sección: 

migrantesBogotá, Colombia.- Con ocasión de la celebración de la Jornada Mundial del Refugiado que se celebra el 20 de junio en todo el mundo, del 17 al 24 de junio, la Iglesia Católica colombiana será la anfitriona de un almuerzo solidario para unos 300 migrantes, en su mayoría venezolanos, y les proporcionará productos higiénicos.

La iniciativa ha sido promovida por la "Red Clamor Colombia", creada en 2017 con el objetivo de coordinar el trabajo pastoral de las diferentes organizaciones de la Iglesia Católica en América Latina y el Caribe que se ocupan de la acogida, la protección y la integración de los migrantes, refugiados y desplazados. También forma parte de la campaña global "Share the Journey", lanzada por el Papa Francisco.

El mismo Francisco deseó en el Ángelus de ayer que los países que están comprometidos en alcanzar los Pactos Mundiales sobre la acogida a los refugiados sean capaces de "llegar a un acuerdo para asegurar, con responsabilidad y humanidad, la asistencia y la protección para quien se ve forzado a abandonar su propio país". También recordó que "cada uno de nosotros está llamado a ser cercano a los refugiados, a encontrar con ellos momentos de encuentro, a valorar su aportación para que puedan integrarse mejor en las comunidades que los reciben".

El 19 de junio la Comunidad de las Hermanas Adoratrices en Bogotá albergará a un grupo de 15 mujeres migrantes que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad e inseguridad económica, víctimas de violencia, discriminación y explotación sexual.

El 20 de junio, en el Centro de Migrantes de la arquidiócesis de Bogotá, los misioneros scalabrinianos organizarán una misa y un almuerzo para 80 inmigrantes venezolanos y desplazados colombianos. El 21 de junio, la archidiócesis de Bogotá ofrecerá un almuerzo y actividades culturales a 150 venezolanos que han emigrado. Además, en esta semana de la solidaridad, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Cáritas Colombia, el Servicio Jesuita a Refugiados en América Latina y el Caribe, la Conferencia Latinoamericana de Religiosos (CLAR) y los padres benedictinos regalarán paquetes de productos para la higiene personal.

Estas iniciativas son parte del proyecto "Puentes de Solidaridad - Plan Pastoral Integrado para la Asistencia a los Migrantes Venezolanos en América del Sur", que nació como respuesta al llamamiento lanzado por el Papa Francisco. Ocho Conferencias Episcopales de América del Sur se han unido para buscar soluciones a la emigración masiva de venezolanos que huyen de su país. En Colombia el proyecto apoya los migrantes vulnerables con asistencia y acompañamiento psicosocial y espiritual, además de desarrollar encuentros de reflexión y diferentes intervenciones con motivo de la crisis humanitaria de los migrantes venezolanos. (SL)

Fuente: Agencia Fides

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.