Radio Santo DomingoComentario sobre el Evangelio que se proclama el 6° Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo B, correspondiente al domingo 11 de febrero de 2018.  La lectura es tomada del Evangelio según San Marcos 1, 40-45

Si quieres, puedes sanarme

¿Quién no ha pasado por un proceso de enfermedad o no ha tenido un problema económico? En esas circunstancias, levantar los ojos al cielo es una situación muy común. Todos quisiéramos un milagro, una solución, incluso esperamos la desaparición de ese problema que muchas veces pone a prueba nuestra fe.

El evangelista Marcos relata un episodio particular en la vida de Jesús. En cierto momento, un leproso, un hombre despojado incluso de su dignidad y abandonado por la sociedad, se acerca de rodillas y le dice: “si quieres, puedes limpiarme”. Este hombre era nadie, un número más en la lista de los despojados, sin esperanza, sin nada que perder, pero estaba allí… a la espera de una respuesta.

 “Quiero, queda limpio”, responde Jesús. Era el tiempo de Dios, ese tiempo que puede ser desconcertante para el hombre, pero en el camino de la vida tiene sentido, incluso cuando la esperanza parece menguar. “Dios quiere, más que nosotros, que estemos bien. Solo nos pide paciencia”, comenta el sacerdote Eduardo Pimentel Carranza.

Todos los días nos encontramos con personas a las que no queremos mirar, ya sea por prejuicios o por comodidad, pasamos de largo como huyendo, como evitando la “lepra” que generaba rechazo en el pueblo judío. Es en esta realidad que Dios nos pide acercarnos, a ser más humanos, a acompañar como Jesús lo hizo a lo largo de su vida.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.