Radio Santo DomingoComentario sobre el Evangelio que se proclama el quinto Domingo de Cuaresma, ciclo B, correspondiente al domingo 18 de marzo de 2018. La lectura es tomada del evangelio según San Juan 12,20-33.

La semilla debe morir para germinar, crecer y dar fruto

Empezar de nuevo significa renunciar a una forma de vida y plantearse nuevas expectativas, nuevos horizontes y un nuevo camino. En el caso de Jesús, no se trataba de empezar de nuevo, sino de dar significado a la vida a través de la muerte, como le sucede a la semilla, que para dar vida debe fenecer.

Jesús pide al ser humano ser la semilla que dé frutos, que sirva y que le dé sentido a la existencia y a la fe. Jesús no enfrasca la fe en un solo grupo, sino que la entrega a toda la humanidad, "siendo nuestro deber el de anunciar, el de dar abundantes frutos", reflexiona el sacerdote Domingo Torres Vallejo.

Juan, el evangelista, inicia su relato con la solicitud de algunos griegos de ver a Jesús. En ese contexto, donde las culturas estaban enfrentadas y el judaísmo no admitía entre sus filas a los extranjeros, salvo en ciertas circunstancias, un hecho así llamaba la atención. Pero las Buenas Nuevas debían compartirse... como entonces, como ahora.

La muerte en sí misma es intrigante y genera cierto temor. Todos aspiran a llegar al cielo, todos quieren alcanzar la felicidad eterna, pero no todos quieren sacrificar un poco de sí, a diferencia de la fe que significa renunciar al egoísmo para vivir también para los demás, defendiendo lo que es justo y practicando la misericordia.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.