padre Giorgio PeroniComentario al Evangelio que se proclama en el 24° Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo B, correspondiente al domingo 16 de septiembre de 2018.  La lectura es tomada del Evangelio según San Marcos 8,27-35.  Reflexión del padre Giorgio Peroni, de Radio Latacunga, Ecuador.

Jesús y sus discípulos se dirigieron a los poblados de Cesarea de Filipo.

Jesús está entre los paganos, lejos del centro religioso de los hebreos. Es allí donde se desarrolla un momento decisivo en el proceso del discipulado; hasta ahora había sido la revelación del Enviado que, con los milagros, había dado razón al Dios que tomaba parte de los sufrimientos de su pueblo. Ahora hay que entrar en otra instancia, hay que emprender el camino del discipulado como definición total de la confianza en el Señor. Ya no los dones, sino el Don, ya no las manos que regalan cosas, sino el rostro que manifiesta el corazón que se da. La "lejanía de Dios" se vuelve una invitación a cambiar rumbo.

Por el camino les hizo esta pregunta: "¿Quién dice la gente que soy yo?".

La vida de la fe es siempre un caminar, un salir desde la esclavitud y un ir hacia la libertad. El camino no siempre es lineal y tranquilo, hay avances y hay retrocesos, hay acercamiento a la casa y alejamientos de ella. Es importante que no seamos nosotros a preguntarnos acerca del Maestro, porque nuestras preguntas ya tienen en si mismas las respuestas, fruto de nuestros intereses; es importante que sea Él quien hace las preguntas para exigirnos respuestas reales. El Maestro empieza desde la mirada a la realidad social, a lo de la gente, a lo que conocemos porque todo el mundo lo dice.

Ellos contestaron: "Algunos dicen...".

Recoger lo que se dice es fácil, aunque ya haya unas indicaciones de futuro. Los profetas no son escuchados, sino que son matados. Jesús es uno de ellos. Lentitud mental y de fe, unida a la verdad de una historia que siempre mata a sus profetas.

Entonces Él les preguntó: "Y ustedes, ¿quien dicen que soy yo?".

La fe es exigente, es exigencia personal, y es el Maestro el que pone la pregunta. Vale recalcar el "ustedes" porque en el diálogo empieza a formarse la comunidad. Es una relación de persona a persona, de tu y yo, donde emprendemos a buscar caminos comunes. Y el camino está marcado por una definición total: ¿cuál es el espacio que ocupa el Maestro en la vida del discípulo? ¿Es el todo que te deja abierto al reconocimiento de su presencia y de su acción en toda situación? ¿Te dejas meter en discusión siempre en tus decisiones?

Pedro le respondió: "Tu eres el Mesías".

En esta respuesta se sintetiza toda la espera del pasado y toda la esperanza del futuro. El Mesías tiene el contenido de la historia que se ha construido en preparar la venida del Enviado y tiene toda la proyección de los anhelos profundos del corazón humano, anhelos de justicia, anhelos de fraternidad, anhelos de casa en la que Dios es Padre.

Luego se puso a explicarles que era necesario que el Hijo del hombre padeciera mucho... que fuera entregado a la muerte y resucitara al tercer día.

El profeta y el Mesías cruzan el camino más lejano de Dios, el de la muerte, muerte que sabe a entrega. Pero Dios no es lejano ni en eso.

Entonces Pedro se lo llevó a parte y trataba de disuadirlo.

El tema de la muerte, aunque sea "entrega", es siempre "la piedra de tope". No puede ser que el Mesías pase por el drama de la muerte. Con la muerte, termina la esperanza.

Jesús se volvió, y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro con estas palabras: "¡Apártate de mí, Satanás! Porque tu no juzgas según Dios, sino según los hombres".

Hay una verdad: el Mesías, no es el esperado por los judíos, sino que es un Mesías distinto porque es "según Dios". Ser discípulos es estar abiertos a lo de Dios y no exigir a que Dios se convierta a lo nuestro. Estar abierto a lo de Dios es convertirse en caminantes con el Maestro y en hacer propio lo del Maestro.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.