Padre Giorgio PeroniComentario sobre el Evangelio que se proclama el segundo domingo de Adviento, ciclo C, correspondiente al domingo 9 de diciembre de 2018. La lectura es tomada del evangelio según San Lucas 3,1-6

Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos.

En el año décimo quinto del reinado del César Tiberio.

Es el tiempo real, el que lleva una historia concreta hecha de hombres y mujeres, allí donde dónde se injerta la historia nueva, radicalmente nueva, porque algo impensado se está preparando.

Es una historia de dominadores, César, Pilato, Herodes, etc. o sea de gente que excluye a las mayorías de la gestión del tiempo y del poder. Lo novedoso responderá a situaciones así, será de liberación, de inclusión, de asunción de responsabilidades.

Bajo el pontificado de los sumos sacerdotes Anás y Caifás.

La historia política y la historia religiosa se entre-cruzan. Los sumos sacerdotes serán parte decisiva en la vida del Hijo de Dios enviado. En la historia humana es donde se juega la acción salvadora de Dios; la fe no se reduce tan solo a un sentimiento ni a una idea, compromete las decisiones de la historia personal y social.

Vino la palabra de Dios en el desierto sobre Juan, hijo de Zacarías.

Dios toma la iniciativa. La salvación es fruto de la decisión libre y gratuita de Dios que ama al hombre por si mismo. Así como en el comienzo es la palabra la que revela, una palabra que se hará Palabra.

Entonces comenzó a recorrer toda la comarca del Jordán.

Juan retoma el caminar de Dios en busca de su gente, del "hijo pródigo" que se había salido de la casa, al que había que amar con una intensidad renovada. La vida del cristiano es siempre un andar con el Maestro en una experiencia de saberse amado y en una misión de transmitir el amor del Padre.

Predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados.

Predicar, anunciar, revelar, son tres momentos de la palabra, de la palabra viva y que da vida. Todo empieza desde la conciencia del pecado, de la necesidad de salir de eso y de la gracia que lo hace salir. El Hijo viene para salvar del pecado. Juan prepara la obra de la gracia.

Como está escrito en el libro de las predicciones del profeta Isaías.

Lo nuevo no elimina lo antiguo, hay una historia de preparación, de acción que ahora llega a plenitud. El profeta también ha sido voz, pero de algo que se cumplirá en el momento propio de la intervención divina.

Ha resonado una voz en el desierto.

Es rico el contenido de la palabra porque vuelve a toda una historia de intervenciones, de presencia salvadora, de pueblo: todo se entiende en el contexto de la historia de liberación.

Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos.

Don de Dios y responsabilidad humana se encuentran.

----

Padre Giorgio Peroni

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.