padre Héctor HerreraComentario sobre el evangelio que se proclama en el décimo segundo domingo de tiempo ordinario, ciclo A, correspondiente al domingo 21 de junio.  La lectura es tomada del evangelio según San Mateo 10,26-33

No tengan miedo

Mt 10,26-33, pone en boca de Jesús: "No les tengan miedo. No hay nada encubierto que no se descubra, ni escondido que no se divulgue" (v.26). La Palabra de Dios desenmascara toda mentira y opresión contra los indefensos, proclama: el amor a Dios y entre los seres humanos es posible.

Los profetas han sido perseguidos por causa de la verdad, por denunciar la idolatría de la corrupción, la opresión contra los débiles, la ambición de poder y del dinero. Jer. 20,10-13 experimenta esa persecución y rechazo: "oía el cuchicheo de la gente, mis amigos me espiaban. A ver si se deja seducir, lo venceremos y nos vengaremos de él" (v. 10-11). El profeta pone toda su confianza en Dios: "El Señor está conmigo".

La misión de los discípulos es ser predicadores de vida, justicia y paz, frente a un mundo sordo y violento. Jesús nos da el valor y la plena confianza en Dios: "No teman a los que matan el cuerpo y no pueden matar el alma" (v.28)... ¡Uds., valen más que muchos gorriones" (v. 30)

El miedo paraliza, en cambio quien está lleno del amor de Dios, es fiel a su Palabra de vida y de verdad. No teme a los poderes de este mundo. Su misión es anunciar la buena nueva, defender la vida y dignidad de todo ser humano, la ecología, denunciar todo proyecto contrario al reino y anunciar, la buena nueva de Jesús a todos sin discriminación ni exclusión. Dios ha creado una tierra maravillosa para que la cultivemos, la protejamos y liberemos de toda contaminación material, moral, sicológica. Llamados a vivir en paz, reconciliación, tolerancia, ternura y fe en el Dios de la vida para crear una cultura de paz y del encuentro con la persona humana.

En América Latina y el Caribe, catequistas, mujeres, varones, sacerdotes, obispos entregaron su vida por causa del evangelio como Mons. Oscar Romero, Enrique Angelelli, Sandro Dordi. Los mártires de la Amazonia como la Hna. Dorothy Stang, Vicente Cañas, Cleusa Rody y Ezequiel Ramin, Alejandro Labaka e Inés Arango (Ecuador), Alcides Jiménez, sacerdote indígena en Colombia y Nicolasa Nosa, indígena boliviana.

El Papa Francisco decía: "Los mártires son los que llevan adelante a la Iglesia, los que la sostienen, antes y ahora. Y hoy hay más que en los primeros siglos. Los medios de comunicación no lo dicen porque no es noticioso, pero muchos cristianos en el mundo son beatos porque son perseguidos, insultados, encarcelados.

Hay muchos en las cárceles, solo por llevar una cruz o por confesar a Cristo".

Una Iglesia sin mártires, me atrevo a decir, es una iglesia sin Jesús", (Papa Francisco. Homilía en Santa Marta 30.01.2017)

No tengan miedo, el espíritu nos hace libres para ser testigos de la vida. Los mártires son testigos de Jesús, por su fidelidad al evangelio de la vida, resultaron molestos a los poderosos de hoy.

(Fr. Héctor Herrera, o.p.)

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.