Padre Giorgio PeroniComentario sobre el evangelio que se proclama en el vigésimo primer domingo del tiempo ordinario, ciclo C, correspondiente al domingo 25 de agosto de 2019.  Las lecturas son tomadas de los libros del Profeta Isaías 66,18-21; Carta del apóstol San Pablo a los Hebreos, 12, 5-7. 11-13; Lc. y, evangelio según San Lucas 13,22-30. 13, 2-30.

Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua. Vendrán y verán mi gloria.

La llamada es universal, la llamada es una propuesta y una invitación del mismo Dios, Él toma la iniciativa de buscar al hombre, "a todos los hombres y a todo el hombre", porque el hombre, por si mismo, no logra darse cuenta de la necesidad que tiene de Dios y, menos, ponerse en camino. Las palabras del profeta encontrarán respaldo en la parábola del buen pastor que va en busca de la oveja perdida. Es un misterio de gracia que revela el amor que Dios le tiene al hombre, no puede dejar que se pierda.

Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda.

Mirar al sufrimiento como corrección ya es un cambio en la percepción del dolor: no es castigo sino purificación. El tesoro de nuestra vida, de nuestra dignidad, está envuelto y mezclado con el pecado, necesita de purificación para que brille en todo su esplendor. El dolor purifica y revela que, tras del momento difícil, está un Padre que ama y que no abandona. Misterio pascual que hace de la muerte el signo del amor.

Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos.

Es el mismo que enseña y evangeliza. Él es la Buena Nueva que es para todos. "Uno solo es vuestro maestro"; a nosotros la actitud de discípulos.

Alguien le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?".

¡Como nos cuesta entender que Dios no mide tanto con números cuanto más con intensidad! Todos son llamados. No hay que perder la mirada de la universalidad propia de Dios padre, porque , de otro modo, no seríamos sinceros en nuestra oración.

Esfuércense por entrar por la puerta, que es angosta.

El Maestro te da todo y por eso es exigente, no hay espacio para la superficialidad y para el compromiso "a medias", discípulo en todo y para siempre. Hay que unir dos instancias, la una "desde el seno materno te conocí y te amé" y la otra "el que quiera seguirme que se niegue a si mismo, tome su cruz y me siga". La puerta angosta es la de la justicia y de la fraternidad, allí donde el compromiso es diario y es exigente.

Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán a fuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: "Señor, ábrenos". Pero Él les responderá: "No se quienes son ustedes".

El corazón es inquieto mientras no esté en Dios y es por eso que la oración se hace súplica. Es más la expresión del fracaso por no haber realizado lo del Maestro, antes que oración sincera. La respuesta es clara, sin fraternidad y justicia, no hay Reino. Si Dios desconoce, ¿Quién nos reconocerá?

"Hemos comido y bebido contigo y tu has enseñado en nuestras plazas". Pero Él replicará: "Yo les aseguro que no sé quienes son ustedes. Apártense de mi, todos ustedes los que hacen el mal".

El cumplimiento de las normas litúrgicas no es garantía de vida de conversión y de gracia, es necesario si, pero tiene que dar frutos. Salir de la misa sin haber encontrado al Maestro, sin haber logrado una conversación sincera y un conocimiento real de su palabra, es habernos engañado a nosotros mismos. Hacer el mal contradice la Palabra.

Entonces llorarán ustedes y se desesperarán.

O te conviertes o no te entiendes; o eres discípulo o te encuentras sin una razón de ti mismo. El llanto y la desesperación son la consecuencia de la incomprensión, del no tener raíces ni futuro.

Vendrán muchos de oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del reino de Dios.

El mundo entero es casa de Dios y Dios es Padre de todos, Él hace casa invitando a construir fraternidad.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.