Radio Santo DomingoComentario sobre el Evangelio que se proclama el cuarto Domingo del Teimpo Ordinario B-, que corresponde al domingo 28 de enero de 2018.  La lectura es tomada del Evangelio según San Marcos 1,21-28

La autoridad de Jesús: coherencia y don divino

En el hogar hay reglas establecidas por los padres que los hijos ignoran intencionalmente, ya sea porque la autoridad de los padres no es coherente o porque no fueron explicadas debidamente. Sin embargo, cuando hablamos de autoridad, tenemos la posibilidad de viajar en el tiempo y encontrar a un Jesús que, con su sola presencia, irradiaba autoridad.

San Marcos decía que Jesús no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. ¿Qué tan importante es hablar y tener una vida coherente? Las diferencias entre las autoridades judías y Jesús eran abismales, porque los primeros solo hablaban y El Mesías ponía en práctica el mensaje que transmitía. Como persona "actuaba con coherencia", explica el sacerdote Carlos Doza Medina.

Una vida coherente es más efectiva que los mensajes orales o escritos, por ser el testimonio personal el que se eleva por encima de las personas e invitan a seguir ejemplos, inspiran a cambiar realidades sociales, culturales o espirituales. Tal y como lo hacen los profetas en medio del pueblo judío o como Jesús siendo el modelo a seguir.

La fe no pretende encasillar a las personas en un concepto, sino que invita a ser libres para buscar el bienestar común, luchar por aquello que es bueno y responde a la lógica. La fe es activa y visible en el testimonio de cada ser humano y es una invitación constante a vivir el Evangelio.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.