Padre Giorgio PeroniComentario sobre el evangelio que se proclama en la Solemnidad de la Ascensión del Señor, ciclo C, correspondiente al domingo 2 de junio de 2019.  Las lecturas para la liturgia de este domingo son: Hechos 1, 1-11; Efesios 1, 17-23; y, evangelio según San Lucas 24,46-53.  Reflexión del padre Giorgio Peroni

Ascensión del Señor.

Se fue elevando a la vista de ellos.

La historia y la vida se elevan con el Salvador. El cielo abre sus puertas y la creación realiza su fin. "Serán dioses": en la misma casa de Dios y, más todavía, en comunión con Dios. La cabeza del cuerpo ha empezado su viaje y el cuerpo tiene marcado su ideal, la santidad que solo es de Dios, pero que se comunica a quienes hacen comunión con el Señor. Jesús es el Señor de la historia. No vale seguir mirando arriba porque la tarea está confiada: "serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra".

Pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, que les conceda espíritu de sabiduría y de reflexión para conocerlo.

Conocer, fruto de vida compartida, de ideales y de valores asumidos, solo es resultado de la luz y de la acción del Espíritu. Lo de Dios se reveló en Cristo, pero va más allá de nuestra capacidad de comprensión, necesita de su gracia en nosotros para darnos cuenta de lo profundo, de lo inestimable, de lo inmenso de su amor y de nuestro ideal de vida.

Jesús se apareció a sus discípulos.

Jesús se hace ver. Es todavía el momento de la duda y del encuentro con el resucitado. No se acaba de entender que la comunidad es el lugar propio de la presencia del Maestro resucitado, es su sacramento.

Y les dijo: "Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones.

La palabra ayuda a poner en claro los hechos: la muerte no es casual, es parte del "proyecto de Dios" y tiene su respuesta en la resurrección.

La misión es parte del "proyecto". Es así como ahora hay necesidad de tomar conciencia y de emprender la predicación a todas las naciones. Jesús es la cabeza y el cuerpo no puede caminar por otro lado.

Predicar a todas las naciones la necesidad de volverse a Dios y el perdón de los pecados.

Ahí está el camino, entender la vida como vocación y como respuesta a la llamada del Maestro y la necesidad del perdón, experiencia de la victoria del Señor y urgencia humana, para construir una historia nueva. Para eso vino y ese es el fin de la pascua.

Ustedes son testigos de esto.

Vuelve la palabra clave del cristiano, testigo de la presencia y del amor del Señor. Esta palabra contiene dos momentos: el uno manifiesta la relación con el Maestro y la otra es el manifestar, con palabras y gestos, ser "mártir" del Maestro. Es el martirio de caminar con el Maestro y como el Maestro.

Levantando las manos, los bendijo.

Es un gesto muy simbólico. Recuerda las manos en alto de Moisés mientras el pueblo estaba en la batalla, la oración, baluarte de defensa y bendición. Manos tendidas y abiertas que abrazan y reúnen, manos como "pararrayos" y que interceden. Es el momento en el que toda la creación encuentra su meta: en Cristo, en la puerta del cielo que se abre, el creado se realiza.

Y mientras los bendecía, se fue apartando de ellos y elevándose al cielo.

El subir al cielo es alejarse y al mismo tiempo es estar con: mientras se va, crea vacío y búsqueda, vacío que se vuelve deseo, deseo que encontrará respuesta con la venida del Espíritu Santo. La tierra entra en el cielo y el cielo permanece en la tierra, en la humanidad. Nacidos de Dios vamos hacia Dios, ya llegamos a Dios, encontramos casa en Dios y Dios encuentra casa en nosotros. Ahora empieza la historia nueva de la presencia del Maestro en el Espíritu que es alma de la Iglesia.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.