Sección: 

Educación popular"Educar es el arte de despertar al ser humano, para que consciente de sí mismo, de su vocación, de sus capacidades y limitaciones, se vaya transformando en sujeto de su propio desarrollo". Monseñor Leonidas Proaño.

El Estado frecuentemente utiliza la educación formal como recurso político; encarna a una sociedad injusta, inequitativa, excluyente, elitista, represiva, permisiva... los individuos producto de la escuela deberán replicar las características del sistema para que ser funcionales y actuar con los mismos antivalores, actitudes y conductas.

El covid 19 es una tragedia que ha cobrado millones de víctimas a nivel mundial. En Ecuador sus efectos han sido devastadores. En lo económico vivimos una verdadera recesión, el fisco recibe mucho menos de lo presupuestado y ha recurrido a un mayor endeudamiento interno y externo. En lo social, el desempleo es un azote generalizado, llegando la pobreza extrema al 30%. El sistema de salud ha colapsado y dejado en evidencia sus fallas, carencias y necesidades.

Pero sobre todas ellas está la educación que atraviesa una verdadera tragedia y que en estos días está en la mesa de discusión en la imposibilidad de volver a la educación presencial y con las dificultades de la educación virtual. La educación es fundamental para la sociedad, la cultura y la humanidad. Si no hay educación eficiente no hay futuro y por lo tanto, hay el peligro que muera la esperanza del progreso.

La educación como acción intencional responde a una visión o proyecto socio-político y se constituye como sistema educativo con dos vertientes: la educación formal y la no formal. La formal constituida por una estructura escolarizada, y la no formal dada por las referencias familiares, socioambientales, etc. La expansión de los medios de comunicación ha sido determinante, particularmente las redes sociales que han sobrepasado el ámbito de influjo de todas las formas socio-culturales. La Acnur hace notar que "en el siglo XXI, la tecnología no reemplazará la labor educativa como tal; simplemente, buscará hacerla más eficaz".

Con el covid 19 el sistema educativo demostró sus grandes falencias, retrocedió 50 o 60 años dejando a miles de niños, adolescentes y jóvenes fuera; 4,6 millones de niños ecuatorianos serían los afectados por la crisis educativa, según la Unicef, 6 de cada 10 niños no pueden estudiar porque no tienen acceso a internet. La burocracia creyó fácil pasar de una modalidad presencial a otra virtual. Son modelos educativos distintos, los sujetos, agentes, recursos y métodos son diversos, y por último, se redujo el presupuesto para educación.

Nuestro país tiene experiencias exitosas de educación a distancia: las Escuelas Radiofónicas Populares – ERPE, el Sistema Fe y Alegría - IRFEYAL y la Universidad Técnica Particular de Loja - UTPL, pionera en educación universitaria. Estas tres experiencias y otras de América Latina han tenido éxito en esta modalidad, porque fueron pensadas, planificadas, organizadas y ejecutadas racional y eficazmente.

La crisis educativa que estamos sufriendo puede convertirse en oportunidad para tomar conciencia de la educación como un derecho universal y gratuito; considerarla como prioridad de cualquier gobierno y acogerla como obligación de todos, particularmente de los padres de familia, que deben velar por la calidad de la educación formal y no formal de sus hijos. · #ComuniquemosEsperanza

------------------------------------------------

Con los ojos fijos en Él, en la realidad y la fe

carta No. 46 – 20 de septiembre 2020, de la Comisión Ecuatoriana Justicia y Paz

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.