Sección: 

La obtención de recursos constituye el mayor desafío de los organizadores del evento, que tendrá como escenario el Santuario Nacional de Aparecida, ciudad a 183 kilómetros de Sao Paulo.

’Esta es una de las principales dificultades. Mitad del costo será con la permanencia en Aparecida de los 300 religiosos venidos de América Latina y el Caribe’, dijo a periodistas monseñor Sidney Fones, secretario ejecutivo del CELAM.

Según el religioso chileno, los 600.000 dólares previstos como coste de hospedaje serán pagados por los participantes y de la suma restante, que debe ser reunida a través de donaciones de empresas, 400.000 dólares serán destinados a gastos de comunicación por satélite a todo el mundo.

’Las propias iglesias deberán ser también fuente de recaudación’, añadió Fones, quien presidió el jueves en el santuario de Aparecida la reunión de representantes de las 16 comisiones de trabajo de la V conferencia del CELAM.

Con la visita del papa Benedicto XVI, la primera a Brasil, los organizadores esperan la presencia de entre 500.000 y 600.000 fieles para la misa de inauguración de la Conferencia, el 13 de mayo, pese a que el interior de la basílica sólo tiene capacidad para 35.000 personas, según cálculos de la secretaría de la organización.

Al oficio está previsto que asistan 176 obispos arzobispos y cardenales de toda América Latina, el Caribe, EEUU, Canadá, España y Portugal; 24 sacerdotes diocesanos, 23 religiosos, cuatro diáconos, 17 laicos, seis representantes ecuménicos, cinco miembros de organismos de ayuda a la Iglesia católica y 15 expertos

La primera visita del Papa a Brasil, de cuatro días de duración, comenzará el 9 de mayo.

El 11 de mayo, el Sumo Pontífice oficiará una misa al aire libre en el Campo de Marte, en el norte de Sao Paulo, donde se prevé una afluencia de cerca de 1,5 millón de fieles, añadió la fuente.

La archidiócesis de Sao Paulo ha creado una página oficial en internet sobre el acontecimiento (www.visitadopapa.org.br) con informaciones sobre las actividades que desarrollará Benedicto XVI.

social_buttons