Sección: 

NUEVA YORK - En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la Santa Sede denunció en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nuevas formas de violencia y esclavitud que soporta la mujer, como el tráfico provocado por las redes de la prostitución.

Durante su intervención en el Consejo Económico y Social de la ONU, el Arzobispo Celestino Migliore, Observador permanente de la Santa Sede, señaló que cada día “violaciones de los derechos de las mujeres, de las adolescentes y de las niñas son cometidas e incluso toleradas en muchos campos”.

“Las mujeres soportan el impacto de la prostitución infantil mundial, del abuso sexual, de la violencia doméstica, del trabajo infantil y del tráfico humano”, dijo.

El Prelado, señaló que estos malos tratos contra las mujeres, son “una vieja realidad en muchos lugares y es particularmente repugnante el desprecio por la edad y el carácter vulnerable de las niñas”.

Ante este hecho, dijo que si queremos emprender un proceso para detener e invertir la ruta, los pueblos y las culturas “tienen que encontrar un terreno común que pueda reforzar de una manera segura las relaciones humanas por doquier en virtud e nuestra humanidad compartida”.

social_buttons