Sección: 

El religioso salvadoriano consideró que la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano debe dar una respuesta “evangelizadora desde Jesús” para que “provoque una revitalización de la vida de la iglesia y de la vida de los creyentes en este continente”.

Dijo, “es necesaria una formación mucho más seria, mucho más intensa del laicado católico latinoamericano de modo que adquiera identidad católica y pasemos de una fe cultural a una fe de decisión, en donde la gente decida asumir el Evangelio, decida asumir su vida en la iglesia y decida vivirla identificada con unos valores propios del Evangelio que son irrenunciables.

Fuente:OCLACC

social_buttons

1 comment

Default avatar
Anónimo
Lun, 09/22/2008 - 14:37

Ya decia el Mons. J. Caedijn, en su Libro Laicos en Primera Linea, de 1959 por ahi, que la iglesia era, es por y para los Laicos, la forman, la construyen y le dan un verdadero sentido de existir, la Iglesia no son los ladrillos ni mucho menos Los Obispos o Curas, son lo "pobres de Cristo", los laicos. Sin Laicos no hay Misión, y no hay a quien misieonar, pero como la vision de la "Evangelizacion es de quienes ya estan evangelizados, por lo menos 8 alños antes de recibirse, y todos los documentos sobre y para los Laicos, lo formulan teoricamente los seglares, nunca tendran la vision del Maestr, que no fue un Fariseo, no(osea un sacerdote de la epoca), fue un misionero Laico, y sus seguidores fueron trabajadores, pecadores y mujeres, y hasta un niño que seria un evanelista. Nuestra Jerarquia, sigue la paraboladel ciego que guia a otro ciego, y lo del cuerpo mistico con Jesus a la Cabeza, no sera una escusa de exculpacio; pues la caridad esta "resfriada" y la Humildad del pastor que da la vida por sus ovejas, olvidada. Ya no son los sanos de dentro de la Iglesia los que deben ser misionados, es tiempo de recuperar las ovejas lastimadas yperdidas del Apocalipsis. Jesucristo no nos va a condenar por transgredir su mandato por amor a los que necesita caridad, comprension y un aliento para continuar. Al cotrario, la falta de amor sera la medida a temerNo pocos laicos mira la eucaristia como niños que no fueron invitados a la fiesta, y que permanecen tristes mirando desde fuera como otros comen y comparten la alegria. Y que haremos? Cómo acompañaremos a esos millones que se autoexcomulgaron por propia desicio? Cómo hara nuestro pastor? En francia no fue muy misericordioso..