Todos ustedes… vengan, tomen… sin pagar.

Elegir, privilegiar, poner en el primer puesto al Señor, responde al tesoro encontrado y para el cual se ha vendido todo. No hay razón de gastar cuando la propuesta es fruto de don, del don que el Señor mismo ofrece gratuitamente, don que construye una alianza definitiva porque Él es fiel a las promesas.

Ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro… podrá apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.

Adjuntos: 

Te pido que me concedas sabiduría de corazón, para que sepa gobernar a tu pueblo y distinguir entre el bien y el mal.

La sabiduría empieza desde la conciencia de nuestra realidad de discípulos del Señor, Él es la garantía de la sabiduría que nos revela nuestra realidad y el valor de su presencia: Él es el punto de partida de nuestra vida, Él es quien nos llama a la vida y a la fe, Él es el constructor de la comunidad y de los pueblos, Él es quien sabe como guiar a un pueblo. Dependencia, relación de amor, fuente de toda sabiduría, ese es el Señor.

Adjuntos: 

Al pecador le das tiempo para que se arrepienta.

¿Por qué Señor dejas que el bien y el mal caminen juntos hasta dudar de la victoria del bien? No hay más que llegar a entender que el mal entró en la historia por falla humana y lo que Dios quiere es el cambio; la vida y el tiempo se vuelven el espacio de la conversión, fruto de la conciencia y de la decisión de los seres. La paciencia se vuelve así la virtud propia de Dios para lograr el cambio.

El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad.

Adjuntos: 

Así será la palabra que sale de mi boca: no volverá a mí sin resultado.

Si la vida no existe sin la intervención divina, sin su actividad creadora y su comunicación de amor, así es la palabra. No se trata solo de comunicación verbal, se trata de palabra que da la vida porque su palabra es creadora, es semilla puesta en el corazón humano, semilla buena que da fruto, que hace surgir el don de su amor. Es preciso tener conciencia que somos un don que se realiza en la llamada a la que hay que responder con ánimo y con decisión.

Adjuntos: 

Romperá el arco del guerrero y anunciará la paz a las naciones.

La historia nuestra es una historia de guerras y de confrontaciones; permanentemente estamos buscando y creando instancia de confrontaciones y de guerras para sentirnos mejores y más grandes. No es éste el camino para realizar la meta de nuestra creación, la que quiere hacer de cada hombre un hermano. El Mesías, enviado por el Padre utiliza otro esquema, el de la humildad con la que “romperá el arco del guerrero y anunciará la paz a las naciones”.

Adjuntos: 
Jun 27 2008

Ahora si estoy seguro de que el Señor envió a su ángel para librarme.

“Si Dios está con nosotros, ¿quien estará contra nosotros?”. La vida y la llamada a la fe no son fruto de decisión humana, sino parte de una vocación, de una elección propia del Señor; él es garantía de cada uno, de la presencia en el cumplimiento de su voluntad que se manifiesta en la misión encargada.

Ha llegado para mí la hora del sacrificio.

Adjuntos: 

Ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación consagrada.

Adjuntos: 

Quiero amor y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos.

No puede haber otro punto de partida más que Dios. La vida humana no tiene una razón de ser en si misma, sino en Quien está al comienzo y es el todo de su realización. Las obras y las acciones pierden su valor referencial si no hay un permanente contacto vital con el “conocimiento”, experiencia vivencial de relación entre el Creador y la criatura.

Esperando contra toda esperanza.

Adjuntos: 

Pongan en su corazón y en su alma estas palabras mías; átenlas a su mano como una señal, llévenlas como un signo sobre la frente.

Adjuntos: 
Mayo 21 2008

Cuerpo y Sangre de Cristo.

Te alimentó con el maná… para enseñarte que no solo de pan vive el hombre…

Adjuntos: 

Páginas

Subscribe to RSS - Padre Giorgio Peroni - Radio Latacunga