Radio Santo DomingoJesús no solo es cien por ciento hombre, sino también Dios y, a lo largo de su vida, va experimentando situaciones que reafirman que es El Mesías prometido en el Antiguo Testamento de la Biblia, aunque las confusiones y las reacciones de admiración son muy comunes entre los discípulos.
"Su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz", relata Mateo, y podemos imaginar aquel hecho como algo maravilloso y único, pero cuya finalidad es de enfrentar a Jesús con el pasado de Israel, el presente y el futuro para con toda la humanidad, explica el sacerdote Eduardo Pimentel Carranza.
¿Estamos dispuestos a escuchar como pide Dios Padre? Él dice: "Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo". Esta petición hecha a Pedro, Santiago y Juan también está dirigida al hombre de hoy, quien a pesar de los momentos de debilidad y oscuridad, aprende escuchar y ve a Dios en diferentes rostros y situaciones.
Hoy podemos ser testigos de la transfiguración en situaciones cotidianas, sin la espectacularidad con la que es registrada en el Evangelio de Mateo, pero con el mismo impacto en la vida espiritual y física que nos muestra en cada realidad una oportunidad para servir.

 

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.