Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: comments en _fb_social_comments_seo() (línea 290 de /home/oclaccunda/public_html/radioevangelizacion.org/public/sites/all/modules/fb_social/plugins/fb_plugin/comments.inc).
  • Notice: Undefined variable: comments en _fb_social_comments_seo() (línea 293 de /home/oclaccunda/public_html/radioevangelizacion.org/public/sites/all/modules/fb_social/plugins/fb_plugin/comments.inc).

Padre Giorgio PeroniComentario al Evangelio que se proclama en el Quinto Domingo de Cuaresma, Ciclo B, correspondiente al domingo 22 de marzo 2015.  El texto es tomado del Evangelio según San Juan 12, 20-33. El audio está disponible aquí.

Entre los que habían llegado a Jerusalén... había algunos griegos.

Jerusalén es el centro del encuentro con Dios: la historia humana tiene en Dios su razón de ser.

Los cuales se acercaron a Felipe, y le pidieron: "Señor, quisiéramos ver a Jesús".

Hay una instancia de mediación, para llegar al Señor. Es el tema de la Iglesia, lugar de la presencia y sacramento del encuentro de gracia y de vida. Es preciso que el sacramento sea transparente para que "hable y muestre" al Maestro.

Felipe fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús.

Esta es la función sacerdotal: llevar la vida y la historia a Jesús.

"Ha llegado la hora en que el Hijo del hombre sea glorificado. Yo les aseguro que si el grano de trigo, sembrado en la tierra, no muere, queda infecundo."

La gloria se une a la muerte. La pascua es eso, es entrar en lo más hondo de la realidad del pecado, y la muerte es el drama del pecado, para salir victorioso. No se trata de gusto, de elección, se trata de algo nuevo, nueva creación que recupera la entrega y el don como resurrección. El Hijo se da y, al darse, nos salva.

El que se ama a sí mismo, se pierde.

El amor es el punto de partida de la vida y es el meollo de la historia de salvación. Y el amor es perderse como semilla que tiene la finalidad en la generación de la vida.

El que quiera servirme, que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor.

El discípulo aprende del Maestro; si el Maestro entrega la vida, el que es cristiano entrega la vida y solo así puede decirse cristiano. La revelación es don y el don es semilla en la vida de la comunidad cristiana y en cada uno de los cristianos; hacer de la vida un don cotidiano.

Ahora que tengo miedo, ¿le voy a decir a mi Padre: "Padre, líbrame de esta hora?". No, pues precisamente para esta hora he venido. Padre, dale gloria a tu nombre.

Aquí esta la decisión: la voluntad del Padre es el alimento del Hijo, y la voluntad del Padre es hacer de la vida una entrega de amor. "No hay amor más grande que dar la vida por los amigos" y lo grande del Señor es que "siendo nosotros enemigos (pecadores), Él entregó su vida para salvarnos". Esta es la pascua de Jesús, esta es la pascua que somos llamados a celebrar y a vivir.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.