Padre Giorgio PeroniComentario al Evangelio que se proclama el 29° Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A, correspondiente al domingo 22 de octubre de 2017. La lectura es tomada del Evangelio según San Mateo 22, 15-21

Se reunieron los fariseos para ver la manera de hacer caer a Jesús.

La historia de los hombres con Dios frecuentemente es una historia de confrontaciones: el hombre quiere quitar a Dios de su vida y quiere sustituirse a Él en la realidad del mundo. Es así como podemos leer el tema del relativismo actual con el cual queremos ser constructores de un mundo sin Dios. El mismo tema de la laicidad política y educativa es confundido como “sin Dios”.

Le enviaron algunos de sus secuaces, junto con algunos del partido de Herodes.

Ya se prevé la alianza que se hará más fuerte en el momento de la muerte: Jesús es visto como enemigo común y esa es razón suficiente de alianza estratégica. Religiosos los unos y políticos los otros; enemigos de los opresores los unos y aliados los otros.

Maestro, sabemos que eres sincero y… ¿Es lícito o no pagar el tributo al Cesar?

Todo vale para poner a prueba, desde las palabras cargadas de mentiras para alabar hasta la misma pregunta para poner “en apuros”. Allí se mezcla lo religioso y lo político. El tiro es “romper la imagen”.

Conociendo Jesús la malicia de sus intenciones.

Si el conocer es fruto de una vida compartida, Jesús es el que comparte con nosotros la historia y conoce el corazón. A Dios no hay como mentirle.

“Hipócritas, ¿por qué tratan de sorprenderme? Enséñenme la moneda del tributo”.

El Maestro acepta entrar en confrontación y en el mismo espacio propuesto. La moneda es uno de los signos de poder y de dependencia.

“¿De quien es esta imagen y esta inscripción?”

El hombre es imagen de Dios, pero el hombre crea sus imágenes para sentirse dueño. La imagen marca la dependencia.

Le respondieron: “Del César”.

Aquí hay un dueño, un patrono. Los fariseos “reconocen” lo que nunca hubieran dicho. El que tenía que caer maneja la situación.

“Den, pues, al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”.

El que se quiere quedar con la imagen del César, que se quede en eso, pero quien se queda con la imagen de Dios, que lo reconozca.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.