Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: comments en _fb_social_comments_seo() (línea 290 de /home/oclaccunda/public_html/radioevangelizacion.org/public/sites/all/modules/fb_social/plugins/fb_plugin/comments.inc).
  • Notice: Undefined variable: comments en _fb_social_comments_seo() (línea 293 de /home/oclaccunda/public_html/radioevangelizacion.org/public/sites/all/modules/fb_social/plugins/fb_plugin/comments.inc).

Padre Giorgio PeroniComentario al Evangelio que se proclama el 8° Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A, correspondiente al domingo 26 de febrero de 2017.  Las lecturas son tomadas de los libros de Is. 49, 14-15; 1Cor. 4, 1-5; Mt. 6, 24-34.

La noche oscura y la certeza del amor.

Todo empieza en el momento de caída en el pecado, cuando la experiencia de la debilidad hace sentir la verdad de la muerte y se juzga a Dios con los mismos criterios. Pero Dios es distinto a lo que pensamos, no se deja guiar por nosotros sino que interviene en forma nueva, en camino de creación para salvar. Es el amor que prima en Él y el amor salva. Nos encontramos con el criterio humano que es totalmente distinto al de Dios, el nuestro es vengativo y mezquino, el de Dios es positivo y creativo. Es el pecado que oscurece la vida e impide sentir la presencia amorosa de Dios. Hacer que el silencio de Dios se transforme en búsqueda y en espera más fuerte: Dios llegará y será la plenitud nuestra.

Ministros y administradores.

Siempre miramos al papa, a los obispos y a los sacerdotes con la intención de pretender en ellos unos perfectos o para juzgar su actuación en términos que justifique nuestra voluntad personal. Si los curas no son buenos, esto hace que nosotros podamos no cumplir con nuestras responsabilidades; si los curas fallan nosotros también tenemos derecho a fallar.

Los curas no son el centro de la fe. Es Jesús el único maestro e intermediario.

Los curas son ministros o sea servidores que libremente han aceptado la llamada para desarrollar un encargo. Los curas son administradores que tienen en sus manos unos bienes que son de Dios (palabra y sacramentos); su misión es que estos bienes produzcan frutos de bondad y de justicia. A ellos hay que pedir fidelidad, es el Señor que lo pide porque son sus ministros y administradores; fidelidad a la palabra que es Evangelio, buena nueva de vida y de salvación; fidelidad al Maestro y no a las oportunidades que se presentan. ¿No será que los "escándalos propagandados" tienen un fondo de intento de destrucción de la misión de los curas, de la verdad de la Iglesia? Hablar contra los curas ¿no será para quitar piso a la Iglesia? ¿a Cristo?

Un solo Dios.

Es preciso reconocer que no podemos vivir sin un dios, no podemos porque necesitamos de Dios que nos dé razón de vida y sin esa razón resulta imposible construir ideales, emprender caminos, ser lo quisiéramos ser. Necesitamos de Dios pero un solo dios. Dios es exigente y no deja espacio para más porque exige la totalidad de dedicación. El planteamiento del Señor conduce allí, a reconocer que necesitamos de Él y que no puede haber espacio para dos. Quien rechaza a Dios va buscando a otro o va construyendo a otro, pero hay siempre una diversidad entre el que se revela, que viene hacia nosotros, y el que construimos nosotros: mientras que el primero es en sí mismo Dios, el segundo es criatura humana y no puede que ser expresión de un deseo imposibilitado en dar razón profunda y total a la plenitud de la vida.

Dios y dinero.

El primero es padre o sea uno que te dice ser la razón de tu vida, uno que tiene su mirada constante hacia ti, uno que es la garantía de tu liberación, uno que es la meta de tu ser y te pide ser parte de un proceso de amor. El segundo es uno hecho a medida del interés, del egoísmo que destruye la razón de ser y de vivir, pero que se mete con una exigencia de totalidad al punto de esclavizar.

Es por eso que las exigencias del dios-dinero son opuestas a las de Dios, del Dios que es padre y que pide ser constructores de fraternidad.

La angustia de los bienes.

Si es cierto que el dinero te conduce a acumular cosas, es así mismo cierto que te quita a los demás, a los hermanos. Eso te conduce a no tener en consideración al primer mandamiento y te lleva a mirar solo las cosas que no son tuyas y que siempre se quedan.

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.