padre Héctor HerreraComentario al Evangelio que se proclama en el quinto Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo B, correspondiente al domingo 4 de febrero de 2018.  La lectura es tomada del Evangelio según San Marcos 1,29-39

Curó a muchos enfermos

Jesús entra en casa de Pedro. Siente el calor humano. Hace lo contrario a los rabinos o maestros judíos. Se acerca a una mujer enferma, la toca y la sana. Era la suegra de Pedro quien se levantó a servirlos a la mesa. Esto nos narra el evangelio de Mc 1,29-39. ¿Quién es este Jesús Maestro, el médico que sana y que toca lo más profundo de nuestro corazón para sanar nuestros cuerpos y mentes? La suegra de Pedro, simboliza la exclusión de las mujeres ancianas y enfermas, como hoy en nuestra sociedad representa a las mujeres sometidas a diversas formas de exclusión: "urge escuchar el clamor, tantas veces silenciado, de mujeres que son sometidas a muchas formas de exclusión y de violencia en todas sus formas y en todas las etapas de sus vidas" (D.A. No. 454)

Jesús es la respuesta de Dios en su lucha contra el mal; muchos enfermos acudían a él (v. 32-33). Los liberaba y daba vida, salud, felicidad, bienestar. Nosotros, sus discípulos tenemos la misión de procurar la salud corporal, mental, espiritual y moral para todos. Anunciar el reino de Dios nos exige sanar y luchar contra la corrupción: "un virus social, un fenómeno que lo infecta todo, siendo los pobres y la madre Tierra los más perjudicados".- "La corrupción es evitable y exige el compromiso de todos". (Papa Francisco) "La Iglesia ha hecho una opción por la vida. Esta nos proyecta hacia las periferias más hondas de la existencia: el nacer y el morir, el niño y el anciano, el sano y el enfermo. San Ireneo nos dice que "la gloria de Dios es el hombre viviente", aun el débil, el recién concebido, el gastado por los años y el enfermo. Cristo envió a sus apóstoles a predicar el Reino de Dios y a curar a los enfermos, verdaderas catedrales del encuentro con el Señor Jesús"(DA. No. 417).

"Predicar el evangelio no es para mí motivo de orgullo, sino una obligación a la que no puedo renunciar" (1 Cor 9,16) nos recuerda San Pablo. El evangelio no está sometido a los poderes de este mundo. Es un anuncio libre y gratuito, identificarse con los pobres y desvalidos: "Me hice todo a todos para salvar por lo menos a algunos. Y lo hago por la buena noticia" (1 Cor. 9,22-23). La predicación nace de la oración comunitaria, como nos enseña Jesús: "se levantó, salió y se dirigió a un lugar despoblado donde se puso a orar". ¡Qué enseñanza más profunda! Nadie puede comunicar a Dios, su presencia, su cercanía, sino vivimos esa experiencia profunda de Dios. Sólo quien contempla a Dios, puede comunicar a Dios a los demás.

Hoy más que nunca tenemos que defender la Amazonía, como lo ha recordado el Papa Francisco: no solo existe la depredación de la selva por los que tienen el poder de defenderla, "existe otra devastación de la vida que viene acarreada con esta contaminación ambiental propiciada por la minería ilegal. Me refiero a la trata de personas: la mano de obra esclava o el abuso sexual. La violencia contra las adolescentes y contra las mujeres es un clamor que llega al cielo. «Siempre me angustió la situación de los que son objeto de las diversas formas de trata de personas. Quisiera que se escuchara el grito de Dios preguntándonos a todos: "¿Dónde está tu hermano?" (Gn 4,9). ¿Dónde está tu hermano esclavo? [...] No nos hagamos los distraídos. Hay mucha complicidad. ¡La pregunta es para todos!».[2]

La mujer sanada se puso a servirlos, señal de una Iglesia servidora. Prediquemos con el testimonio, la oración y coherencia de vida. Jesús está en medio de nosotros, nos envía a anunciar la vida y la esperanza, don de Dios. Todos estamos llamados a realizarnos como personas, compartir con el necesitado, descubrir la presencia de un Dios cercano, que nos descubre la felicidad, la ternura, libera, sana, salva, integra a la comunidad. Todos estamos llamados a ser hijos tuyos, libres de cualquier atadura del mal. (Fr. Héctor Herrera, o.p.)

http://mx.ivoox.com/es/curo-a-muchos-enfermos-audios-mp3_rf_23523066_1.html

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.