Padre Giorgio PeroniReflexión sobre el Evangelio que se proclama el 30° Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A, correspondiente al domingo 29 de octubre de 2017. La lectura es tomada del Evangelio según San Mateo 22,34-40

Habiéndose enterado los fariseos de que Jesús había dejado callados a los saduceos.

Aprovechar de la situación es propio los seres humanos, es una tentación permanente que acompaña a la persona para sacar utilidades a costa de otros.

Uno de ellos, que era doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba.

Como que la relación entre las personas se maneja al estilo de la confrontación y de la guerra: o estás de acuerdo conmigo o hago lo posible para destruir tu imagen. "Poner a prueba" sabe a "hacer caer", o sea lo contrario de "dar la mano", de "levantar", algo propio del Papá que envía al Hijo para salvar.

"Maestro".

O sea referente para iluminar las razones de la vida, para emprender un camino de vida. El título sabe a burla.

¿Cuál es el mandamiento más grande de la ley?

Vamos hacia el corazón de la fe, respuesta a la revelación. El mandamiento es algo que no da espacio a discusión porque viene de la misma revelación divina.

Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente".

La fe de los hebreos, lo mismo que la de los cristianos, arranca desde allí, desde Dios y desde el amor. El uno marca la realidad fundante la fe, la de Dios que es punto de partida y centro de la vida y la otra marca el estilo, el como te relacionas con Dios. El amor volverá a expresar el mismo estilo y la misma realidad divina: "Dios es amor".

Y el segundo es semejante a éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".

El Maestro hace caminar y encarnar el amor hacia Dios. Es que la fe para los cristianos es algo que se nota y se desarrolla en la vida cotidiana, allí donde el Hijo se hizo presente y desde donde Él mismo nos llama a dar respuestas concretas. El amor a Dios no es verdadero si no se hace concreto en la construcción de la fraternidad.

En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas.

Podríamos terminar nuestra reflexión diciéndole al Señor: "Gracias, porque tienes un rostro, el de los hermanos que caminan con nosotros"

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.