Oct 16 2017
Sección: 

Frei BettoFrei Betto*.- Cambió la Navidad y cambiamos nosotros, admitiría hoy Machado de Assis. Con las nuevas tecnologías de comunicación el mundo se encogió. Mi abuela quizás ni supiese que existía Afganistán. Ahora la bomba que explota en Siria incomoda en nuestros oídos y las lluvias torrenciales en China nos salpican a nosotros en el Brasil.

Cambió sobre todo la política. Con la caída del muro de Berlín en 1989 terminó el siglo XX, afirma Eric Hobsbawm. Ahora el planeta está hegemonizado por el capitalismo; el Estado de bienestar social ya no se vuelve necesario para contener la amenaza comunista; y se proclama un nuevo dogma: ¡fuera del mercado no hay salvación!

¡Vale todo por dinero! Incluso en la política. Ah, ¿y la corrupción?, preguntan los incautos que creen que el zorro es capaz de guardar el gallinero. Ya decía Roberto Campos que en el capitalismo "no hay corrupción, hay negocios". Todo se resuelve bajo la mesa.

Y no estamos hablando del asalto al dinero público desviado de las arcas de Petrobras. Se trata de algo mucho más grave, de un crimen de lesa democracia: la actitud flagrante del Presidente de la República de conspirar en los pasillos del palacio con un bandido orientado a no ingresar por la puerta principal e incluso presentarse en la portería con nombre falso.

La lógica del neoliberalismo reduce nuestro ángulo de visión. Vemos apenas la sucesión de árboles y no el bosque. Los hechos son enmascarados por las interpretaciones. La historia es reducida a una secuencia de episodios pintorescos, ostentosos, de los cuales quedan sumariamente excluidos los conceptos de pueblo, nación, clase social y modos de producción.

En este mundo supuestamente desideologizado y convulso quedan descartados los programas estratégicos, las propuestas a largo plazo y las utopías libertarias. Se tuerce la nariz para políticos y partidos. Se cede al síndrome del cuerpo de bomberos: en plena crisis pídase socorro urgente a quien parece estar por encima de las instituciones corrompidas y concédame todos los poderes.

Fue así como la Revolución Francesa desembocó en Napoleón; como Alemania se postró a los pies de Hitler e Italia con Mussolini. Y es así como hoy el Reino Unido se aísla todavía más al desconectarse de la Unión Europea con la esperanza de obtener ventajas. Es así como los electores estadounidenses eligieron a Trumpp y los franceses a Macron. Esa misma lógica entregó a Juan Doria la gobernación de Sao Paulo y permitió a Bolsonaro figurar entre las preferencias presidenciales de los electores brasileños.

Nada se gana con llorar ante la leche derramada. Es hora de dar respuestas a ciertas preguntas: ¿Por qué el pueblo brasileño no sale a las calles? ¿Por qué no se quitan las máscaras de las minorías que insiste en reducir el carácter de las manifestaciones a actos de vandalismo? ¿Por qué ningún sector progresista, salvo el MST y el MTST, hace trabajo de base de formación política de militantes? ¿Por qué se discute mucho sobre nombres para las elecciones y poco sobre programas y criterios? ¿Por qué el grupo de izquierda envuelto en la corrupción no hace autocrítica? ¿Por qué el afán por ganar elecciones es hoy más notorio que el proyecto de cambiar las estructuras de la sociedad brasileña?

Mientras no haya respuestas claras y prácticas a estas cuestiones el Brasil ingresará también en la época de los avatares. (Traducción: de José Luiz Burguet)

.....

Frei Betto es fraile dominico, teólogo, periodista y escritor brasileño, conocido internacionalmente como teólogo de la liberación. Autor de 60 libros de diversos géneros literarios -novela, ensayo, policíaco, memorias, infantiles y juveniles, y de tema religioso en dos acasiones- en 1985 y en el 2005 fue premiado con el Jabuti, el premio literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores. Autor de "Oficio de escribir", entre otros libros.

Asesor de movimientos sociales, de las Comunidades Eclesiales de Base y el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, participa activamente en la vida política del Brasil en los últimos 50 años.

www.freibetto.org/> twitter:@freibetto

social_buttons

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.