El Evangelio del domingo de hoy nos presenta la bella parábola del Buen Pastor, que nos permite profundizar en el conocimiento y amor de Jesús Resucitado. Escuchémoslo.

Lectura del santo evangelio según San Juan (Jn 10, 11-18)

NARRADOR/A – En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos:

JESÚS – Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.

Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.

Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor.

Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para quitarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido del Padre.

Pregunta 1 – Esta es la Parábola del Buen Pastor, que se preocupa realmente por sus ovejas. Pero por aquí no hay muchas ovejas. En cambio hay ganadería de vacas. ¿Se aplica lo mismo?

Lo mismo. Por ejemplo en los Llanos de Venezuela y Colombia, el llanero pone nombres a sus vacas, y él las reconoce en seguida, y ellas no huyen cuando él se acerca. Pero en vez de lobos hay quienes entran en las haciendas grandes y pequeñas, y se roban las vacas, o las matan y se llevan la carne, dejando en el Llano los huesos. Los zamuros (o zapolotes) avisan dónde quedaron los huesos.

También la señora en su apartamento conoce su mascota y la cuida con carino.

Los peces en la pecera conocen a quien los alimenta, y se acercan cuando éste se aproxima a la pecera, esperando la comida.

Este evangelio nos acerca a qué vida llevó Jesús en su niñez y juventud en Nazaret. En Palestina, donde Jesús vivía, había rebaños de ovejas. El que cuenta esta parábola ha tenido que haber sido pastor, pues conoce demasiado la vida y costumbres del pastor.

Y sabe distinguir entre el pastor dueño y el pastor asalariado, entre las ovejas propias y las de otro.

En realidad Jesús fue un campesino ‘toero’, es decir, que tuvo que hacer de `todo`: carpintero, herrero, albañil, y también pastor. Lo que fuera para traer comida a casa.

Pregunta 2 – ¿Entendían los judíos lo que quería decir Jesús, cuando se llamaba a sí mismo ‘pastor’?

A un buen judío, conocedor de la Escritura, la palabra "pastor" le evocaba, irremediablemente, textos proféticos y salmos, recitados frecuentemente, cuyo protagonista era Dios como único Pastor de su pueblo.

Por ejemplo, está el Salmo 23,1-4.6 (22), que, por cierto, es un salmo muy bello, que rezan con frecuencia los sacerdotes y religiosas, que usan el “Diurnal”. Dice así:

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar,
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por veredas de justicia,
por el honor de su nombre.

Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.

Tu bondad y tu misericordia
me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

Pregunta 3 – Es un salmo muy evocador. ¿Se refiere también al Mesías?

Efectivamente. El término "pastor" tiene, en boca de Jesús, una connotación mesiánica: Jesús es el Mesías, el cumplimiento definitivo de la promesa de Dios hecha a su pueblo a través de los profetas.

Jesús es el Pastor-Mesías definitivo. En el Profeta Ezequiel se lee: “Yo mismo apacentaré mis ovejas y las llevaré a reposar. Buscaré a la oveja perdida, haré volver a la descarriada, curaré a la herida, confortaré a la enferma...» (Ezequiel 34,11-16a).

(Canción 1)

Pregunta 4 – Si ‘Evangelio’ significa “Buena Noticia”, ¿cuál es la Buena Noticia que este evangelio me trae?

La Buena Noticia es que Jesús Resucitado, Él mismo, es nuestro pastor. En efecto, esta parábola se centra en el amor abnegado del Pastor, que representa a Jesús, y en su relación íntima con las ovejas:

  •  las conoce profundamente (vv.14-15),
  •  las llama una a una (v.3),
  •  las congrega y las une.
  •  va delante de ellas y ellas le siguen (como hacían los discípulos con Jesús: cf. Mc 1,18; 8,34; Jn 1,43...), le escuchan y conocen su voz (v.4),
  •  El Buen Pastor busca pastos y abrevaderos para ellas, y las conduce a ellos. Él ha venido para que tengan vida en abundancia (v.10).
  •  las defiende de los ataques de los ladrones de ganado o de las fieras; arriesga y da su vida por ellas, porque ellas son suyas: le importan y las quiere.

    ¡Todo eso ha hecho y sigue haciendo por mí, por todos!

    Pregunta 5 – ¿Conoces algún pastor así?

    Un peregrino de Jerusalén cuenta dos relatos de lo que vió allí:

  •  El primero fué que un pastor guió a sus ovejas por medio del tráfico en Jerusalén, cantando y silbando para mantener el rebaño unido.
  •  El segundo fué que cuatro pastores compartían un rebaño cerca de Jerusalén. Por la mañana, cada pastor cantaba y llamaba a sus ovejas por turno, y ellas “obedientemente se separaban del rebaño más grande para seguirle a las colinas, que él elegía para pastar durante el día” (Borchert, 330).

    http://www.lectionary.org/EXEG-Spanish/NT/SNT04-Juan/Juan%2010.11-18.htm

    Un Pastor así sólo puede despertar en mí el agradecimiento, el amor y el deseo de escuchar y dejarme conducir. Con Él estoy listo para que me enseñe (Mc 6,34) y me cure (Mt. 14,14).

    (Canción 2)

    Pregunta 6 – Dices que el pastor da la vida por sus ovejas. ¿No es demasiado?

    En la Biblia se cuenta de David que, siendo pastor aún muchacho, mató a un león y un oso defendiendo sus ovejas (1 Samuel 17:35-36).

    Seguro que algunos pastores menos habilidosos pierden su vida o la arriesgan, protegiendo sus ovejas de animales salvajes o de ladrones. Otros se pierden, mientras buscan ovejas perdidas por la noche, resultando heridos o muertos. Ser un buen pastor no es para el flojo de corazón.

    Pregunta 7 – ¿Cómo se aplica todo esto a Jesús, como Buen Pastor?

    En la parábola, la bondad y el amor del Pastor, imagen de Jesús, se expresan en que da la vida por sus ovejas. El centro del relato evangélico de hoy es DAR LA VIDA. Jesús lo dice aquí cuatro veces (vv. 11.14.17.18).

    Lo malo es que nosotros nos portamos muy mal con un Pastor tan bueno.

    Dios le encomendó una misión y Jesús prefirió morir a dejar de amarnos a nosotros, ovejas descarriadas de su rebaño.

    Somos suyos, somos hechos a imagen de Dios, y Jesús no quiere que nadie de Dios se pierda. Él nunca dejará de amarnos. El buen Pastor dio la vida y la da cada día por nosotros.

    Pregunta 8 – ¿Jesús se identifica en todo con el Buen Pastor?

    Hay una diferencia: un pastor de ovejas nunca piensa que va a morir por sus ovejas. En cambio Jesús sabía que iba a morir. Murió obedeciendo al Padre (v. 18).

    Jesús vino al mundo para anunciar con palabras y hechos el Reino de Dios, es decir, su cercanía amorosa e incondicional sobre todo para con los pobres, con los que sufren, con los más necesitados. Y en esa misión fue fiel hasta la muerte. Por eso la Escritura afirma que lo que nos salva de la muerte es precisamente la misma muerte de Jesús. (1:29; Apocalipsis 7:17).

    Y no sólo nos salva su muerte, sino su resurrección. Gracias a ella, Él se reunirá de nuevo con sus discípulos. Y cuando se vaya de la tierra, les dejará el Consolador (14:25), y volverá para llevarles a un lugar que él les ha preparado (14:2). Jesús es un Pastor Bueno y completo.

    Pregunta 9 – ¿Tan grande es nuestra victoria sobre la muerte?

    Esto es lo maravilloso. Nosotros no somos como “El príncipe que le tenía miedo a la muerte”

    Pregunta 10 – ¿Qué leyenda es ésa?

     

  •  “Príncipe, no hay protección posible contra la muerte”. Y él respondió:
  •  “Entonces contrataré a un amigo para que muera por mí”. Y le dijeron:
  •  “Príncipe, la muerte no admite ninguna condicón”. Finalmente dijo:
  •  “Quiero que me vistan con mis mejores galas para distinguirme de los campesinos y de la demás gente, y así yo pueda escapar de la muerte”. Y le dijeron:
  •  “Príncipe, ante la muerte todos somos iguales. No hay diferencias”.
    Y el Príncipe, con tristeza, les contestó:
  •  “Entonces de nada sirve ser Príncipe, si no se tiene poder sobre la muerte”.>

    Pregunta 11 – ¿Cómo se aplica esta leyenda a nosotros?

    Nosotros comenzamos como ese pobre príncipe que busca burlar la muerte. El príncipe no lo consiguió.

    Pero nosotros, sí. Hemos encontrado el antídoto contra la muerte. Ése es Jesús, el único Nombre que salva. Sólo Él tiene poder para dar su vida y recuperarla: Cristo Jesús.

    Jesucristo, vencedor de la muerte y resucitado por el amor de Dios, es el amigo que muere por nosotros para que la chispa de vida, que hay en nosotros, siga viva aun después de la muerte; esa chispa que Él nos ha dado y que quiere que brille, desde ahora, en el amor y en el servicio. Ese es el camino que nos lleva, con Él, a la Resurrección.

    Los hombres hacen operaciones médicas maravillosas y trasplantes por dinero, por deber o por interés científico. Pero la resurrección es algo mayor que todo eso, y es simplemente obra de Dios, de su amor. Por eso, la Pascua es tiempo de aleluyas y de alegría: es tiempo de vida nueva y resucitada.

    Pregunta 12 – ¿Quiénes son en la Iglesia los pastores?

    El Papa, los obispos, los sacerdotes, religiosos/as, los catequistas, los laicos comprometidos… También los padres y madres de familia que viven con amor su vocación; los maestros que guían con sabiduría a sus alumnos, las enfermeras y los médicos que cuidan con amor a los enfermos… Su reto es que sean buenos pastores.

    (Canción 3)

    Pregunta 13 – En cambio, ¿cómo es el pastor asalariado? ¿Me puede poner algún ejemplo?

    Por ejemplo, los sumos sacerdotes que convirtieron el Templo de Jerusalén en una cueva de ladrones buscando su negocio y su provecho particular. Y llegaron a Jesús, que ponía en peligro sus ganancias. Pregunta 14 – ¿Hay hoy pastores asalariados?

    Por todas partes. Hay malos pastores que se apacientan a sí mismos, dominan con violencia y dureza el rebaño, lo descuidan y lo dispersan. Hay dirigentes religiosos, a los que no les interesan en absoluto las personas, sino medrar ellos mismos.

  •  Hay políticos buenos y políticos malos.
  •  Hay empresarios buenos y empresarios malos.
  •  Si yo soy dueño de una casa, la cuido y la defiendo y la mantengo limpia.
  •  Si yo tengo un negocio, le dedico tiempo porque es mi vida y la de mi familia.
  •  Si yo tengo un hijo, él es mi preocupación 24 horas al día.

    Pero la babysitter, el empleado con mentalidad de asalariado hacen sus horas de trabajo, cobran su sueldo y si la casa está sucia, si el negocio se hunde o el niño se muere, allá el dueño, allá el negocio, allá el niño.

    Al trabajador o empleado asalariado sólo le interesa el sueldo. En cambio el buen trabajador es responsable, trabaja para los demás. Al buen empleado le importa vender, pero también le importa atender al comprador, ayudándole a encontrar el producto dentro o fuera de su tienda.

    Jesús es el buen Pastor 24 horas al día, 365 días al año. Y nosotros, los bautizados, somos sus ovejas. Y lo somos siempre. Cuando somos buenos y cuando somos unos haraganes.

    Pregunta 15 – Y en la Biblia, ¿quiénes son los lobos?

    En el Nuevo Testamento, los falsos profetas son comparados a los lobos (Mateo 7, 15). También son lobos los enemigos de la justicia (Mateo 10, 16).

    Bibliografía

  •  Barclay, William, The Daily Study Bible, "The Gospel of John," Vol. 2 (Edinburgh: The Saint Andrew Press, 1955)
  •  Borchert, Gerald L., New American Commentary: John 1-11, Vol. 25A (Nashville: Broadman Press, 1996)
    http://www.lectionary.org/EXEG-Span...

    Este GUIÓN RADIOFÓNICO y el de los domingos pasados y futuros se halla en www.radioevangelización.org

    El evangelio de hoy está dramatizado en el Capítulo 104 “El pastor y el lobo” de la serie radiofónica «Un tal Jesús», de los hermanos LÓPEZ VIGIL. El guión y su comentario pueden ser escuchados y leídos en: http://www.untaljesus.net/texesp.php?id=1500104

    Advertencias al Equipo de Locutores:

    Conviene que haya un Moderador, que salude al principio, despida y haga las preguntas. Ellas son respondidas por los otros participantes en el programa.

    Conviene que haya también un Encargado de las canciones, para que las tenga listas y las dé al Técnico de sonido de la radio en el momento oportuno.

    El programa puede durar hasta una hora. Aquí se han puesto algunas sugerencias de ideas, que se pueden abreviar o alargar. Hay muchas preguntas. Elijan las que les parezca mejores. Se han numerado para facilitar su selección. Conviene que se reúnan antes para orar juntos, seleccionar y discutir.

    Es importante tener mucho cuidado en no simplemente “leer” el Guión, como si fuera un cuestionario, sino que lo asuma como una guía de conversación. En radio se nota en seguida cuándo uno está leyendo, y cuándo conversa. Por ejemplo, en la conversación solemos mover las manos, sobre todo si estamos contando algo importante; el que lee no mueve las manos.

  • no tiene nada de bueno ser principe si no puedes burlar la muerte !! perrisimo - by Armando Medina Duran on Jue, 04/18/2013 - 19:59
  • principe ante la muerte todos somos iguales... - by Armando Medina Duran on Jue, 04/18/2013 - 20:10
  • esta buena solo que ay muchos lobo y pastor asalariado - by Myriam Tomasa Duarte on Jue, 05/10/2012 - 20:53
  • COMPRENDI QUE NADIE EN ESTA TIERRA ES MERECEDOR DE LLAMARSE PASTOR PORQUE NADIE DARIA EN SACRIFICIO SU VIDA.. NUESTRO PASTOR ES JESUCRISTO.. EL UNICO Y DIGNO DE LLAMRSE PASTOR - by Soy Bendecida Por Dios on Mié, 07/18/2012 - 11:58
  • me gusto son maravillas q dios nos ha dejado y no lo tomamos en cuenta solo cuand nos vemos apretados entonces lo buscamos pero aun asi el sigue haciendo su llamado a sus ovejas aunq sigan descarriadas - by Aracelly Sanchez on Sáb, 07/28/2012 - 09:33
  • excelente - by Flores Rocio on Jue, 09/13/2012 - 08:35
  • Nunca hagas un comentario bíblico si nunca a fondo has leído la Biblia, nunca saques un texto de la Biblia para hacer de el un principio o una doctrina, nunca hables de Dios como creencia sino has tenido en tu vida una experiencia con El, nunca hables de que Jesus no es Dios porque si te equivocas tu serás un condenado eterno y nada ni nadie podrá evitarlo. - by Sinfo Martinez on Mar, 11/20/2012 - 07:41

8 comments

Default avatar
Anónimo
Lun, 01/04/2010 - 16:45

la palabra pastor dios la jijo a modo de ejempro,
solo es una exprecion
que los evangelicos en su ignorancia interprentan literalmente lo que dice dios, el que predica el evngelio solo debe llamarse predicador, y el que se hace llamar pastor ofende a dios, solo dios es digno de llamarse pastor asi mismo

Default avatar
Anónimo
Sáb, 05/15/2010 - 15:32

quien haya escrito esta critica de la ignorancia de los evangelicos no sabe ni entiende nada de la biblia de los ministerios que Dios constituyo.

Default avatar
Anónimo
Jue, 05/19/2011 - 06:20

exacto es gente ignoronte que por comodidad seguira asi

Default avatar
Anónimo
Vie, 04/27/2012 - 23:04

Hay muchas personas que creen entender la
palabra de DIOS pero en realidad no saben nada
y es por eso que critican sin antes analizar bien
todo lo que dicen las sagradas escrituras, y por lo
mismo dicen que otros son los ignorantes.

Default avatar
anonimo
Mié, 07/04/2012 - 12:21

en primer lugar señores Jesus no es Dios porque jesus nacio de una mujer de nombre Maria Dios es un ser mistico nadie sabe su oriegn solo sabemos que existio de un tiempo indefinido nada mas lean la biblia y por favor respeten los criterios de cada quien

Default avatar
sthefany
Jue, 03/14/2013 - 09:34

hola mi nombre es sthefany me gusto la lectura estoy inmestigando sobre el buen pastor

Default avatar
evangelista Dar...
Mié, 02/19/2014 - 14:26

Es muy buena enseñanzas para aprender mas de las cosas de mi señor grasias jesus por todo

Default avatar
keila
Sáb, 08/16/2014 - 11:53

Enviar un comentario nuevo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.